Vivimos unos tiempos complicados y controvertidos para la ciudadanía, mientras desde multitud de espacios oficiales y mediáticos nos dicen que la crisis ha terminado y que la economía está mejorando. Pero a su vez, sólo tenemos que hablar con nuestros vecinos y vecinas, con conocidos, para entender que los y las eldenses tienen muchos problemas para construirse un proyecto de vida digno y viable.

La mejora de la economía, sólo la está sintiendo una élite, que ha salido reforzada de la políticas de austeridad que se han realizado en la última década. La desigualdad y las tasas de pobreza han crecido a unos niveles inimaginables, hoy por hoy, encontrar trabajo no te asegura poder salir de los indices de pobreza.

Como sabemos, Elda tiene peculiaridades laborales, ya que es la ciudad que más trabajadores industriales tiene, porcentualmente, de todo el Estado. Algo que en el pasado atrajo a mucha población y que en la actualidad, nos da unos datos preocupantes. Pues nuestra ciudad es una de las que mayor tasa de paro registra, con altos niveles de temporalidad y por tanto precariedad, con horas extras impagadas y con un porcentaje altísimo de economía sumergida. Todos estos elementos, están llevando a una perdida de población y desde el Ayuntamiento, administración más cercana a la gente tenemos que utilizar todos los instrumentos a nuestro alcance.

Porque desde EU hemos propuesto medidas para dinamizar la economía e impulsarla desde el Ayuntamiento; como la realización de un plan estratégico para la ciudad, como el observatorio de las contratas para que en caso de no hacer lo acordado con la administración se busque la remunicipalización de servicios o como mociones para luchar contra la precariedad.

PSOE y Compromís han demostrado que tienen las herramientas pero no saben hacerlas funcionar, por eso, desde EU vamos a volcarnos en este problema y continuar llevando iniciativas como diversificación industrial, empresas de alto valor añadido, cooperativismo, microcréditos, asesoramientos o nuevas zonas comerciales para que los y las eldenses puedan desarrollarse como personas en la ciudad que les ha visto crecer, aportándoles nuevas esperanzas en la Elda del futuro.