Hoy, viernes 27 de septiembre, finaliza la semana de movilizaciones por la emergencia climática. A lo largo y ancho del país se han promovido actividades de concienciación, organizadas principalmente por colectivos juveniles preocupados por el futuro del planeta.

Lo cierto es que hemos vivido un verano con intensas olas de calor en toda Europa y que recientemente hemos sufrido los efectos devastadores de la DANA, fenómenos extraordinarios que comienzan a ser habituales. Estos y otros muchos efectos, como la desertificación de nuestra provincia, tienen que ver con la interacción humana en el medio y la agudización del cambio climático.

En este mismo mes, desde el grupo confederal de Unidas Podemos presentamos a debate una propuesta de declaración “Estado de Emergencia Climática” para España, lo que supondría poder tomar medidas estructurales para comenzar a solventar los efectos del cambio climático.

Elda también se encuentra en una encrucijada. Vivimos en un territorio que avanza hacia la desertificación, dónde los recursos hídricos están empezando a ser escasos, con un tráfico rodado considerable, y con el Río Vinalopó muy degradado.

En este sentido desde Esquerra Unida de Elda tenemos claro que se debe avanzar hacia un cambio de modelo de producción y consumo, mediante políticas de transición ecológica. En primer lugar, entendemos que debe convocarse el Consejo de Medio Ambiente para tratar estos problemas y proponer soluciones en conjunto. En segundo lugar, planteamos medidas de reducción del impacto, como la instalación de energías alternativas en todas las infraestructuras municipales, la reutilización del agua de las instalaciones deportivas, y puesta en marcha del sistema terciario para riego, o la reforestación con especies autóctonas. Por último, consideramos que la movilidad necesariamente debe cambiar, cosa que solo podemos hacer con un transporte público adecuado, adecuando zonas de uso exclusivo para acceso peatonal y vehículos no motorizados, y dando ejemplo desde el Ayuntamiento, mediante una renovación paulatina de la flota de vehículos no contaminantes.

Por último, queremos hacer un llamamiento a la población para que se conciencie de los problemas ecológicos y apoye las movilizaciones convocadas para la defensa del planeta.