El pasado martes 14 de marzo se produjo una reunión del Patronato del Museo del Calzado. En dicha reunión, se debatieron y votaron tanto las cuentas de 2016, como los presupuestos de 2017 de esta institución, tras haberlo intentado en dos ocasiones anteriormente fallidas.

El sentido de nuestro voto fue en contra porque las cuentas del Museo arrojan una situación muy preocupante y es insostenible continuar así. La situación financiera del Museo arroja varios dilemas. Los ingresos reales de 2016 están por debajo de lo que se presupuestó. La deuda del Museo asciende a 140.000€.  Existe una deuda histórica de pagos que van desde el 2011 a la actualidad, de más de 34.000€ con diferentes proveedores. Además existe una deuda de 110.000€ con un avalista que hay que renegociar. Por otro lado, se puede observar otro tipo de deudas que no aparecen en el balance, algunas incluso que se retrotraen al año 2007, y que son de dudoso pago. El análisis de las cuentas concluye con un claro resultado, el Museo se sostiene básicamente por la aportación anual del Ayuntamiento, que supone la mayoría de ingresos del presupuesto anual que se nos ha presentado y que no cubren los gastos vegetativos del Museo.

Según las explicaciones que se nos ha dado, el proyecto de la nueva dirección es buscar financiación en la Generalitat y otros estamentos públicos. Justamente lo que Compromís ha venido haciendo durante su gestión sin ningún resultado favorable, que recordemos forman parte del gobierno valenciano. Además, entendemos que la nueva Directora no solo debería centrarse en conseguir fondos de instituciones públicas, sino de los empresarios que conforman el patronato y de otros empresarios del calzado de la ciudad.

De otra manera, y siendo el Ayuntamiento de Elda el sostenedor del Museo, consideramos que debería negociarse la cesión al Ayuntamiento de los fondos culturales con el objetivo de disolver el Patronato y municipalizar dicho ente. Por otro lado, consideramos que el Museo del Calzado no solo tiene problemas económicos. Es evidente que se necesita de una reversión de la situación a la que se ha llegado.

Pensamos que se ha convertido en una exposición museística poco modernizada, que no resalta el atractivo del trabajo industrial y artesanal que realizan los zapateros y zapateras en nuestra ciudad. Para conseguir mejores éxitos, y una mayor relevancia turística, deberían hacerse mayores esfuerzos para actualizar la metodología, herramientas y protocolos de divulgación y publicidad. También parece lógico realizar una mejora del mantenimiento de los fondos, que lleva mucho tiempo bajo mínimos.

En nuestra opinión, el Museo debe ser una seña de identidad para la sociedad eldense, por lo que el gobierno eldense debe reflexionar sobre todas las posturas al respecto. Tan solo deseamos que la situación del Museo tenga la mejor y más pronta resolución posible, que en nuestra opinión es la municipalización.