Esta semana se ha producido un debate público en Elda a causa de la caducidad de los trabajos del nuevo PGOU. Es evidente que esta situación podría causar un importante coste de oportunidad para el desarrollo de la ciudad si no se lo pone solución lo antes posible.

Llevamos muchos años, mucho dinero y mucho trabajo invertido para intentar actualizar el planeamiento urbanístico de nuestro municipio. Pero desde nuestro punto de vista ha sido mal planteado. Primero, por el PP de Adela Pedrosa, cuyos objetivos en urbanismo obedecían básicamente a propiciar  la especulación inmobiliaria sobre falsos datos de crecimiento. Después, pasamos a un mal enfoque de Compromís y un gobierno de coalición de departamentos estancos, que, finalmente, ha supuesto la expiración de los plazos para aprobar el Plan Estructural.

Desde Esquerra Unida de Elda consideramos que el urbanismo de la ciudad solo debe obedecer a los intereses generales. Nuestra idea es clara los objetivos de desarrollo urbanístico deben ir ligados al resto de objetivos de la ciudad. Por ello, en los últimos presupuestos municipales conseguimos que se incluyese una partida para iniciar un plan estratégico que plantee el futuro de Elda desde todos los ámbitos, véase cultural, educativo, industrial, económico, urbanístico, etc.

La postura de Esquerra Unida de Elda al respecto de la normativa urbanística de carácter municipal será muy clara: pensamos que es fundamental impulsar la ordenación urbanística a partir de las claves de desarrollo que marque el Plan Estratégico de Elda.