Esta semana hemos sido conocedores de que la Junta Mayor de Cofradías de Elda ha contratado los servicios del torero Fran Rivera, para realizar el pregón de Semana Santa, y la Cofradía del Santo Calvario, ha conseguido organizar un desfile con la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona y la de Alicante.

Nuestra organización es conocida, entre otras cosas, por ser abiertamente laica y siempre se ha mostrado profundamente respetuosa con el ámbito privado de las personas, pero consideramos que ninguna confesión religiosa debe ser apoyada desde una institución pública.

Por todo esto, desde Esquerra Unida lanzamos un requerimiento al equipo de gobierno. Estas polémicas podrían evitarse si de una vez por todas se estableciesen unos convenios con los colectivos festeros en los que se marcasen los criterios de gasto. Es decir, un pacto entre Ayuntamiento y asociaciones sobre qué gastos se pueden y no se pueden sufragar con el dinero público recibido. De esta manera evitaríamos tener que discutir si una subvención se destina al pago del caché de una persona conocida por ganarse la vida torturando y asesinando a animales, o al pago de alojamiento y manutención de una organización hermanada con la del año pasado, que protagonizó actos de ensalzamiento del franquismo recientemente en Almuradiel (Ciudad Real).

En Esquerra Unida consideramos que tanto el equipo de gobierno como el PP están alimentando una polémica fútil. Deberían centrarse en los verdaderos problemas de la ciudadanía y dejar de lado las campañas de marketing y crispación social.

Por último, al Alcalde, le mandamos un mensaje claro, aprenda de sus errores, no asista a eventos de carácter litúrgico ataviado con los símbolos (vara y banda) de nuestra ciudad, porque de momento no ha sido alcalde por derecho divino, ha sido elegido por el sufragio de personas de múltiples creencias y pensamientos. Lo que haga usted en su privacidad no nos importa, pero respete la institución que representa.