EUPV Y PODEMOS RECLAMAN LA AUDITORÍA DE FIESTAS.

//EUPV Y PODEMOS RECLAMAN LA AUDITORÍA DE FIESTAS.

EUPV Y PODEMOS RECLAMAN LA AUDITORÍA DE FIESTAS.

En julio de 2015 Si Se Puede presentó una moción, que desde Esquerra Unida enmendamos y apoyamos dado que supone una de nuestras reivindicaciones históricas, para la realización de una auditoría del gasto en fiestas. Ese año, el gobierno saliente gastó más del doble de lo presupuestado. Tan sólo en la fiesta de Moros y Cristianos de 2015, se produjo un desfase de 80.000€. Es decir, los 60.000€ que presupuestaron se convirtieron en un gasto de 140.000€, dejando sin dinero suficiente al consistorio para el cumplimiento del gasto del resto de fiestas de la ciudad (Fiestas Mayores, Fallas y Navidad).

El objetivo de esta herramienta de control, es evaluar la evolución de la financiación de las fiestas en nuestra ciudad por parte del consistorio. Entendemos que esta es una medida complementaria los sistemas de fiscalización presupuestarios generales que ya existen. Todo ello está amparado en la Ley Reguladora de Haciendas Locales en la que se establece que los Ayuntamientos deben implementar los mecanismos necesarios para el control y la supervisión de la ejecución del presupuesto municipal.

Es responsabilidad del Pleno municipal del Ayuntamiento de Elda el esclarecer cuáles y cuántos son los recursos que la ciudadanía eldense dedica a las fiestas y en concepto de qué se ha invertido. Con el objetivo de incrementar la transparencia en la gestión de los recursos de todos y todas las eldenses y potenciar la participación ciudadana en la gestión municipal.

Hemos vivido épocas de mucho contraste en el gasto de la Concejalía de Fiestas y el gasto en otras necesidades de la ciudad. Y además, hemos sido testigos, en ocasiones, del descontrol en la admisión de facturas y gastos de carácter impropio o fuera del presupuesto de la Concejalía, donde, según declaraciones públicas del Concejal de fiestas de aquel momento, aparecían como concepto de los mismos sólo “otros gastos” o añadidos a una partida denominada “Moros y Cristianos” o “Administración Fiestas, gastos diversos”.

Todo ello siempre ha dificultado conocer el verdadero gasto realizando en un ejercicio de opacidad que no se merece la ciudadanía eldense. Además ha contribuido a alimentar el malestar entre las diversas entidades festeras, ya que no está claro cuál es el criterio que se sigue para adjudicar fondos a cada una de las diferentes entidades. Consideramos que una auditoría debe servir también para detectar si se están realizando gastos superfluos en este área que pudiera distribuirse de otra manera para satisfacer otras necesidades.

Después de 1.139 días de haber sido aprobada esta moción sigue sin ponerse en marcha. Esta medida no supondría ningún tipo de coste para las arcas municipales, por eso no entendemos que el gobierno de Elda, a pesar de haberla apoyado, continúe enrocado en un absoluto inmovilismo. El Concejal de Hacienda, Amado Navalón, declaraba en 2015 que el PP había hecho mal las cosas, ya que el nuevo gobierno se había visto obligado a “hacer modificaciones de crédito para cubrir lo que se había gastado de mas”. Sin embargo a día de hoy las forma de ejecutar el prespuesto no ha cambiado mucho y las modificaciones de crédito se han convertido en norma a pesar de ser herramientas de uso excepcional.

Debemos recordar que en julio de 2017 presentamos una moción conjunta que solicitaba el cumplimiento de las mociones aprobadas, entre las que se encontraba la citada propuesta. Por lo tanto, ni PSOE ni, Compromís pueden decir que ha olvidado lo que votó no hace tanto. Los recordatorios, que tanto desde Podemos como desde Izquierda Unida hemos realizado, han sido constantes durante toda la legislatura. El gobierno de Elda, simplemente se muestra incapaz de realizar alguna de las medidas que estas dos fuerzas políticas les hemos propuesto.

En enero de 2018, los grupos municipales PSOE y Compromís firmaron un acuerdo con Sí Se Puede. El voto favorable de estos a sus presupuestos pasaba por el compromiso del gobierno a cumplir 5 puntos. El segundo de ellos hacía referencia a la auditoría de gastos en fiestas, donde se acordó que se convocaría “una Comisión Especial de Auditoria del Gasto en Fiestas, o en su defecto, crear una comisión especial, a ser posible, dentro del seno del consejo municipal de fiestas, compuesta por personal técnico y político, que ANTES DEL 30 de junio de 2018, realice un dictamen al efecto” (sic). Intentando así, una vez más, que se cumpla con el contenido de la moción de 2015, aprobada en pleno sobre dicha auditoría y cuyo contenido parece haberse olvidado. La excusa para no llevarla a cabo esta vez en el plazo acordado fue el ya conocido Plan Económico Financiero que mantiene bloqueados 3 millones de euros de los presupuestos de Elda. Sin embargo esto no deja de ser una mera excusa, ya que el coste de esta auditoría es cero y por tanto no precisa de consignación presupuestaria.

Exigimos el cumplimiento de los acuerdos tomados por el pleno de Elda, así como los acuerdos firmados por el propio gobierno de esta ciudad, como cabe esperar de una administración transparente, responsable y democrática.

La ciudadanía tiene derecho a conocer en qué y cómo se gasta su dinero. Las continuas modificaciones de crédito en materia de fiestas demuestran que el equipo de gobierno no conoce la cifra real del gasto cuando elabora los presupuestos. La única forma de dilucidar cuál es la cantidad exacta que debe presupuestarse, así como qué gastos son necesarios y cuales no, es realizar la citada auditoría.

Esta medida no pretende menguar el presupuesto de las diferentes fiestas, tan sólo aportar luz a sus cuentas y encontrar la manera de gestionarlas de la manera más transparente y democrática posible.

Por |2018-09-19T12:56:41+00:00septiembre 19th, 2018|General|Sin comentarios