Llevamos muchos años asistiendo a eventos organizados por los colectivos y asociaciones en los que jóvenes talentos de Elda nos han hecho disfrutar con sus interpretaciones artísticas. Hablamos de cantantes, músicos, pintoras, grupos de teatro, poetas o escritoras que están haciendo una gran labor cultural. Todos estas personas potencian la cultura eldense, fomentan el conocimiento de nuestro patrimonio histórico-cultural y suponen una alternativa de ocio sano y educativo.

Sin embargo, observamos que existe una evidente falta de apoyo institucional para estas actividades. Al hablar con estos y estas artistas suelen coincidir en las trabas burocráticas que se les impone, por ejemplo, a la hora de organizar eventos, incluso sin tener carácter lucrativo. También destacan la falta de atención desde el Área de Cultura y los escasos recursos que se destinan al apoyo económico.

Desde nuestro punto de vista, Elda debe ser un referente cultural en nuestra comarca, y de momento no lo estamos consiguiendo. Hemos escuchado muchos cantos de sirena, provenientes de Alcaldía, sobre declarar Elda como capital de la cultura. Y por supuesto, en Esquerra Unida queremos que esto sea una realidad. Pero sabemos que ahora mismo la ciudad no está gestionando bien todas sus infraestructuras y, además, hay carencia de algunas que consideramos fundamentales. Nos referimos a sacar mayor partido de salones de actos de colegios o de edificios municipales infrautilizados o cerrados, como la antigua Casa de la Juventud. Pero también es necesario dotar a la ciudad de una sala de concierto y ensayos, un estudio municipal de grabación, una sala de exposiciones o la organización de festivales para grupos locales. De esta manera conseguiremos ser una ciudad que apueste por el potencial de sus artistas.