NUESTROS MERCADOS NECESITAN UNA ATENCIÓN PERMANENTE Y NUEVOS SERVICIOS.

//NUESTROS MERCADOS NECESITAN UNA ATENCIÓN PERMANENTE Y NUEVOS SERVICIOS.

NUESTROS MERCADOS NECESITAN UNA ATENCIÓN PERMANENTE Y NUEVOS SERVICIOS.

En las fechas en las que estamos, apenas a tres meses de finalizar la legislatura, podemos hacer balance de lo realizado en diferentes aspectos o si se han solucionado problemas que se vienen arrastrando de anteriores legislaturas. Esto nos ha llevado a hablar con comerciantes y usuarios de los mercados y podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que se han agravado sus problemas.

El mercado central de Elda, es un lugar que podría llegar a ser el epicentro de la vida comercial y social de la ciudad, pero aun sigue siendo un gigante con los pies de barro con deficiencias desde la construcción de este sobre dimensionado edificio.

Ante este espacio tan amplio, estamos acostumbrados a escuchar las quejas por su falta de mantenimiento. Ahora, además, se suma a que no dispone de los trabajadores municipales suficientes, pues no se distribuyen bien sus horarios, para que el sábado, día de mucha afluencia a mercado y mercadillo, estén presentes para atender a los usuarios, para que estos pongan cualquier queja o, incluso, para denunciar cualquier hurto.

Los y las comerciantes del mercado, además, sienten que se les hace un agravio comparativo con los puestos del mercadillo colindante, pues como sabemos existe cierto descontrol en los productos que se venden, en la ocupación de puestos y el pago de los mismos, sumando a esto la deuda que histórica que arrastran, dinero con el que se podrían mejorar muchos de los servicios que se dan.

Son numerosos los problemas, que llevan enquistados muchos años, y pocas las soluciones. Pues el concejal de mercados no ha prestado suficiente atención al comercio de la ciudad. Pero ya es hora de poner en valor nuestro mercado potenciando su actividad comercial estableciendo nuevos servicios en los espacios disponibles de los edificios, que podríamos financiar con la deuda existente, dando facilidades de pago, y controlando el uso de puestos en el mercadillo. De esta forma, podríamos aprovechar, por ejemplo, la planta superior del Mercado Central para la promoción de un lugar de ocio gastronómico.

Hay muchas alternativas e ideas para acercar nuestros mercados y mercadillos al siglo XXI y a toda la ciudadanía, pero claro, para ello hay que tener un proyecto de ciudad, cosa de la que PSOE y Compromís adolecen.

Por |2019-02-12T13:42:49+00:00febrero 12th, 2019|General|Sin comentarios