Desde el pasado 27 de abril el Grupo Parlamentario de Unidos Podemos está manteniendo una serie de reuniones son sindicatos, organizaciones sociales y partidos políticos para presentar una moción de censura al gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy. Esta iniciativa es una obligación ética ante los continuos ataques a los servicios públicos, nuestros derechos y contra la corrupción.

Cabe destacar que esta medida no está concebida como una iniciativa parlamentaria, encerrada en los juegos de la institución, sino que se presenta con la intención de implicar al país en su conjunto. Para ello, además de las negociaciones imprescindibles con los partidos políticos, se busca la implicación directa de la sociedad con el apoyo explícito de colectivos ecologistas, sociales, sindicatos y mareas.

El compromiso que se ha adquirido es que de manera urgente ante el deterioro acelerado de principios fundamentales como el de la separación de poderes, desde Unidos Podemos se presentará una moción de censura independientemente de los grupos políticos que finalmente apoyen.

La corrupción afecta no sólo a la democracia, también a las condiciones de vida de la gente, expolia recursos públicos y diezma derechos fundamentales. Su corrupción, muy ligada al proceso de privatizaciones enarbolado por el neoliberalismo, nos ha empobrecido y nos quita derechos. Permite además que el poder real en España resida en grandes empresarios que no se presentan a las elecciones.

Ha llegado un momento en nuestro país en el que ya no bastan las comparecencias ni las peticiones de dimisión que se las lleva el viento ante los oídos sordos y la irresponsabilidad de este gobierno. La herramienta parlamentaria y constitucional que queda ante esta situación de excepción es la de la moción de censura. Un mecanismo que no solo permitirá argumentar el por qué este gobierno no puede durar ni un día más, sino también proponer nuestra alternativa de país.

Pero esta batalla contra lo inmoral, contra lo podrido, contra la vieja forma de gobernar España, que nosotros denominamos corrupción y ellos, «casos aislados», no se gana en el Congreso, la gana la sociedad. Es muy importante que seamos miles y miles de voces las que digamos alto y claro que ya basta de impunidad, que merecemos un presente y un futuro mejores.

Por eso invitamos a toda la ciudadanía a participar este 20 de mayo, a las 18:00 horas en la concentración que tendrá lugar en la la Puerta del Sol de Madrid, para llenarla de dignidad y democracia. ¡Hay que echarlos