Llegamos al borde de la legislatura con una mezcla de sentimientos encontrados que van desde la pena a la esperanza. Es triste y frustrante el coste de oportunidad que supone el gobierno de Rubén Alfaro. Desde Esquerra Unida hemos defendido unas políticas transformadoras que acabarán con los problemas estructurales de Elda. Pero, PSOE y Compromís, sin embargo, han dado muestras de ocupar el gobierno sin un proyecto, entregándose a manos de Ciudadanos, para seguir por una línea continuista en esta ciudad, que hace que se marchite y se cronifiquen muchas de sus deficiencias.

Nos sentimos orgullosos y contentos del gran apoyo que hemos recibido durante cuatro años por parte de nuestras vecinas y vecinos que nos impulsan a seguir trabando. Pues es público y notorio que ante la parálisis del equipo de gobierno, mi Grupo Municipal ha presentado multitud de alternativas para sacar a nuestra población de este callejón sin salida; comenzando por la realización de un Plan Estratégico de Desarrollo participado que nos permita decidir como queremos que sea la Elda del futuro. También hemos querido potenciar iniciativas para que se le dote a la ciudadanía de instrumentos de participación ciudadana y así, esta, nos marque los problemas prioritarios y las posibles soluciones. O que se impulsara un Observatorio de las Contratas, como método de control a las empresas que gestionan los servicios que se han privatizado.

Pues bien, todo ello ha caído en saco roto, ante un Rubén Alfaro más preocupado por el continente que por el contenido, o lo que es lo mismo, un alcalde al que sólo le ha importado su imagen y ha vaciado de políticas la actividad del consistorio, convirtiéndose en un mero gestor. Esto en ocasiones nos ha frustrado, más cuando se ha visto como mi compañero Javi Rivera ha logrado salvar  EMUDESA de la ruina y la ha convertido en una herramienta útil en favor de los y las eldenses, demostrando así nuestra gran capacidad de gestión y la viabilidad de nuestro proyecto político.

Pero no queremos terminar sin hablar de esa ilusión, porque el día 26 de mayo la ciudadanía de Elda va a tener la oportunidad de cambiar el destino de nuestra población, las riendas están en sus manos, y por ello desde nuestra organización hemos elaborado, junto a sociedad, un plan de 150 medidas en favor de la mayoría social y centradas en el empleo de calidad y en la mejora de los servicios y mantenimiento de toda la ciudad. Por todo ello, confiamos que otorguéis más fuerza a Esquerra Unida en la próxima corporación para dar un futuro a Elda ya que la decisión de potenciar esta esperanza la tienes tú.